Bajar de peso tomando zumos o jugos

Una buena forma de bajar de peso tomando zumos

Tras el verano, una de las preocupaciones de muchas personas es la de bajar un poco de peso. Especialmente porque se acercan las navidades y es muy probable que se sumen algunos kilos para el próximo año.

Hoy queremos ofrecerles una manera deliciosa de perder algunos kilos y con la que además conseguiremos todas las vitaminas necesarias para mantenernos en perfecto estado de salud.

Los zumos son una buena forma para dejar atrás esos kilos de más ya que depuran el organismo de toxinas. Se pueden ingerir como desayuno y merienda aunque no resulta recomendable que sea el único alimento que se consuma.

zumos-para-bajar-de-peso-e1438014025431

 

Una dieta sana a base de zumos

Las frutas que resultan ideales para hacer zumos son aquellas que están muy maduras, si además tenemos la posibilidad de comprarlas sin que hayan estado sometidas a numerosos procesos químicos, mucho mejor.
Otro dato importante es que los zumos deben prepararse si se van a beber en ese mismo momento, de lo contrario perderán parte de sus propiedades.

Algunas frutas como la papaya, la piña, el pomelo o el tamarindo son las mejores para las dietas para bajar de peso ya que sacian rápidamente, cuentan con muy pocas calorías y además favorecen la eliminación de las grasas de reserva corporales al contar con enzimas como la bromelaina.

Si además en esta dieta se consigue limitar el consumo de calorías, almidones, proteínas y grasas se favorecerá a nuestro organismo, limpiando las arterias y fomentando la bajada de peso. Si nuestro cuerpo no tiene que dedicarse a digerir según qué alimentos, dedicará sus esfuerzos a limpiar y revitalizar.

Una deliciosa forma de acabar con los kilos

Para ayudar a que los resultados sean más rápidos y más efectivos resulta recomendable la toma de infusiones depurativas como: Bardana, Ortiga, Menta, Diente de león, etc.

La dieta a base de zumos no debe realizarse por muchos días, ya que su objetivo es depurar el organismo. Si decides hacerla esta tendría que comenzar de la siguiente manera:

  • En ayunas habrá que tomar una infusión depurativa de las anteriormente comentadas. En la farmacia o en el herbolario podrán aconsejarnos cuál es la ideal.
  • Tan sólo media hora después se debe tomar un vaso del zumo de piña y pomelo. Habrá que tomarlos lentamente, en primer lugar para saborearlos, para que nos pinten bien, pero sobre todo para que logren un efecto saciante.
  • A media mañana se puede tomar otro vaso de zumo.
  • A la hora de comer, el menú podría ser un plato de arroz integral con verduras, y un puñado de soja. Se trata de un plato nutritivo, completo y que también ayuda a perder peso. A media tarde como merienda, se puede tomar otro vaso del zumo.
  • Antes de acostarnos tenemos que tomar también uno o dos vasos de zumo de las frutas anteriormente mencionadas y una infusión depurativa.

Los carbohidratos malos para la salud

Evitar los carbohidratos en la dieta

Resulta curioso como muchas personas al estar a dieta son incapaces de controlar el consumo de carbohidratos. Esto tiene una explicación, ya que su consumo estimula la secreción de insulina lo que hace que los músculos obtengan gran cantidad de aminoácidos, excepto del triptófano.

El triptófano compite con otros aminoácidos al llegar a la barrera del cerebro, por lo que la secreción de serotonina se ve estimulada en exceso y esto genera cierta ansiedad o, por el contrario, cierta sensación de bienestar.

Adictos a los carbohidratos

Cuando nos ponemos a dieta, en ocasiones se producen momentos en los que la ansiedad nos puede y caemos en la tentación de probar algunos alimentos. Si hacemos un repaso, estos siempre serán carbohidratos, lo que puede ponernos en alerta de que estamos sufriendo algún tipo de adicción a éstos.

Algunos organismos tienen descompensados los niveles hormonales y por tanto se altera la producción de serotonina, una hormona encargada de proporcionar bienestar y felicidad a la persona.

 

Si esta hormona está baja, se pueden experimentar problemas de irritabilidad, dolores de cabeza, y tristeza que puede llegar a convertirse incluso en depresión.

Tomar azúcar puede compensar los niveles de serotonina para sentirnos mejor. Este es el motivo por el cual cuando nos sentimos bajos de moral tenemos la tendencia a arrasar el frigorífico o la panadería en busca de dulces que nos calmen.

Producción de serotonina

Sin embargo, esta no es la mejor solución, se trata únicamente de una solución temporal ya que se genera en el cuerpo, debido a la acción de la insulina, un efecto rebote y de adicción. Una vez pasados los efectos, nuestro organismo vuelve a tener mayor ansiedad de dulces.

carbohidratos-no-saludables-organismo-e1437410910757

 

Es necesario aprender a escuchar a nuestro propio cuerpo, para poder responder de manera correcta a las señales que nos mandan. Al principio puede resultar complicado, pero a posteriori, disfrutaremos de los beneficios que nos reporta.live streaming film Logan 2017 online

Algo que debes recordar siempre es que al cerebro le cuesta darse cuenta de que el estómago está lleno, por lo que es mejor quedarse con un poco de hambre a la hora de comer, pasados unos minutos desaparecerá esa sensación de vacío, ya que el cerebro se habrá dado cuenta de que ya se encuentra satisfecho.

El peligro de las dietas milagro

Cuidado con las dietas milagro

Con los excesos que supone en la mayoría de los casos la vuelta de las vacaciones  especialmente alimenticios , son muchos los que se dejan llevar por la tentación de las dietas milagro para recuperar su figura.

Sin embargo, pocas veces nos pensamos en la cantidad de complicaciones que estas dietas pueden provocarnos. En primer lugar, inducen a una restricción de la energía ingerida que puede llevar a deficiencias en vitaminas y minerales, alteraciones del metabolismo y a una monotonía alimentaria que puede traer grandes riesgos para la salud.

Su característica principal es la de consumir una cantidad mínima de calorías, convirtiéndose casi en una situación de ayuno a la que el organismo reacciona destruyendo las proteínas corporales como forma de energía alternativa. Sin embargo, esto no resulta nada positivo, puesto que se provoca una pérdida de masa muscular, creándose incluso sustancias nocivas para el organismo.

El peligro de las dietas milagro

No se pierden grasas

Esta pérdida de masa muscular se interpreta de forma errónea en la mayoría de los casos ya que lo que se cree es que se han perdido grasas, y por tanto la reducción de peso. De ahí, los resultados espectaculares que tienen como consecuencia.

La explicación es que al eliminarse grandes cantidades de líquido durante las primeras semanas, la báscula lo recoge, lo que no se sabe es que este agua es el del tejido muscular. Si además se consumen diuréticos, los resultados pueden ser realmente sorprendentes, pero al mismo tiempo, tremendamente nocivos.

El problema del efecto yo-yo

Además de los problemas para el organismo que suponen estas dietas milagro, se debe añadir el conocido como efecto yo-yo, es decir, la recuperación rápida y del doble del peso perdido.

rechaza-las-dietas-con-miagro-incluido-300x300film The Shack 2017 download

Al favorecerse las situaciones de ayuno el organismo pone en marcha potentes mecanismos nerviosos y hormonales que frenan la pérdida de peso, lo que se traduce en un mayor rendimiento del metabolismo corporal, un mayor ahorro energético y un incremento del apetito.

Este es el motivo por el que se produce la recuperación rápida del peso perdido en cuanto se vuelve a comer de manera normal. Se forma con mayor facilidad el tejido graso, que es el que origina problemas de salud y con el que deberíamos acabar efectuando dietas vigiladas por un profesional de la endocrinología que pueda adecuar el régimen a cada organismo.